Tipos de servicios web hosting

Cuando te enfrentas a la decisión de crear un sitio web, surgen varias decisiones importantes, una de ellas es elegir tu proveedor de hosting. Esto dependerá en gran medida del tipo de proyecto que vayas a hospedar. Verás que cada plan y cada proveedor ofrecerá características específicas. Las ofertas son muchas, basta con escribir la palabra “hosting” en cualquier buscador y se desplegará una amplia lista de empresas que ofrecen servicios de alojamiento web en Chile. Escoger entre tantas opciones puede ser abrumador, especialmente para aquellos que recién están partiendo. Entonces, ¿qué hay que saber?. Creemos que un buen punto de partida es tener claro qué tipo de servicio de hosting necesitas. Para ello, revisaremos los distintos tipos de alojamiento web disponibles en el mercado chileno.

Hosting compartido:

El alojamiento web compartido es la solución de hosting más básica y por ende, menos costosa. Muy favorecedor para proyectos web que recién están partiendo, o que no son demasiado demandantes en sus requerimientos. En este tipo de servicio, el proveedor de hosting hospeda múltiples proyectos web (sitios, correos, etc.) todos ellos en un mismo servidor, compartiendo los recursos. Haciendo una comparación, el hosting compartido sería similar a un piso compartido de un arriendo. ¿Buena o mala opción? depende de la perspectiva. Si se juntan compañeros compatibles, seguro puede funcionar, sin embargo, en algunos casos podrían producirse problemas. Imagina que uno de los compañeros hace una reunión con demasiados invitados externos, más de los adecuados para el lugar, esto afectaría al resto: el espacio no será tan cómodo, puede haber ruido excesivo, demasiado calor, el baño y la cocina estarían ocupados constantemente, etc. Volviendo al mundo del hosting, compartir recursos con demasiados sitios web ajenos puede resultar perjudicial si alguno de ellos hace un uso inapropiado de los recursos del servidor. Esto puede traducirse en una mala velocidad de carga, poca disponibilidad de los servidores, o colapsos de servicio por un tráfico excesivo.

En definitiva, respondiendo a si es un hosting recomendable, definitivamente puede serlo. La mayoría de sitios web pueden alojarse en este tipo de hosting, pero es necesario escoger un buen proveedor, que elija inteligentemente qué tipos de sitios web acepta y cuáles no.

Ventajas del hosting compartido:
- Barato y accesible
- De fácil configuración
- Requiere pocos conocimientos técnicos, ya que usualmente el proveedor de hosting se encarga del mantenimiento
- Servicio escalable

Desventajas del hosting compartido:
- Recursos limitados
- El uso inadecuado de uno de los proyectos hospedados puede afectar al resto
- Menor personalización
- Menos flexibilidad y control
- No recomendado para proyectos grandes

VPS (Servidores Virtuales Privados)

El VPS es un tipo de alojamiento web donde se ofrece al cliente una partición virtual de una máquina o servidor. En lugar de compartir el servidor y sus recursos, como en el hosting compartido, en el VPS se obtiene una parte exclusiva del servidor completo; esta partición y todos sus recursos son solo para ti. Siguiendo el ejemplo anterior, es como vivir en un edificio compartido, pero con departamentos privados e independientes. Entrega una mayor libertad y autonomía a la hora de organizar y gestionar el entorno, además de un mayor control.

En función a sus características y precio, el VPS se presenta como el paso intermedio entre un hosting compartido y un servidor dedicado. Ideal para proyectos web más demandantes en recursos, como para quienes necesitan configuraciones del servidor específicas o más avanzadas. Su alta capacidad de configuración puede servir en proyectos web donde se utilicen aplicaciones, lenguajes o softwares que no estén disponibles en un hosting compartido.

Ventajas del VPS:
- Mayor flexibilidad y control
- Las dificultades de un sitio hospedado no afectan al resto
- Provee algunos beneficios del hosting dedicado, a un menor precio

Desventajas del VPS:
- Precio más alto que el hosting compartido
- Requiere más conocimientos y manejo técnico
- Usualmente es más difícil de configurar que un hosting compartido
- Al ser una partición, no se cuenta con el 100% de los recursos del servidor

Servidor Dedicado

En este caso, el cliente dispone del servidor completo para sí. Los servidores dedicados son máquinas físicas totalmente independientes. Solo el cliente tiene acceso a su servidor. Este servicio es similar a vivir en tu propia casa, con toda la independencia y autonomía que esto permite. Al igual que los VPS, el hosting dedicado ofrece un alto nivel de personalización, sin embargo, tiene el plus de que los recursos del servidor están completamente dedicados a un único cliente. Además, las capacidades de procesamiento o de memoria de un servidor completo suele ser superior a los recursos ofrecidos en una partición virtual. Recomendamos este hosting a proyectos grandes, con alto tráfico, tiendas online con carrito de compras, etc. En definitiva, a quienes requieran el espacio y los recursos del servidor completo, además de un alto nivel de personalización y configuración.

Ventajas del hosting dedicado:
- Flexibilidad
- Mayores recursos, por ende, mejor rendimiento
- Más independencia
- Mayor seguridad

Desventajas del hosting dedicado:
- Precio muy elevado
- Complejidad en la configuración y mantención

Como puedes ver, existen muchos tipos de alojamiento web. También existen soluciones Cloud que pueden ser compartidas, VPS o dedicados. Para elegir, todo depende de tu proyecto web. Lo más común es contratar un servicio de hosting compartido, para luego ir escalando a soluciones superiores a medida que tu proyecto lo requiera. Sea cual sea el servicio que elijas, asegúrate que estás contratando un proveedor confiable.

Ranking hosting en Chile 2024 - Elige el mejor web hosting

Comprar informado, con cientos de proveedores de alojamiento webhosting y todo tipo de planes, se ha vuelto todo un reto.
Encuentra el equilibrio perfecto entre precio y calidad que entrega el mejor hosting.